Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

La Pascua es la victoria del amor de Dios sobre el odio y la violencia, según la doctrina católica, la victoria sobre la muerte y el odio; ésta enseñanza deberían revisarla desde la Junta Mayor; pero cuando se intenta utilizar el fervor religioso con fines políticos suceden este tipo de episodios lamentables. Al terminar el pleno, un concejal fue empujado por un inadaptado, y hasta un voluntario de Protección Civil fué agredido con un golpe en su costado. ¿representa este inadaptado a todos los cofrades? por supuesto que no, como tampoco esas pocas personas que manifestaron un espíritu totalmente antidemocrático ante una decisión política consensuada por la mayoria de los partidos. Suponemos que cuando terminaron la protesta los organizadores (junta mayor  y algun Partido Político) habrán hecho una evaluación del lo sucedido ¿se habrán dado palmaditas en la espalda por la protesta? o ¿se habrán avergonzado por el comportamiento incívico de unos pocos vecinos? creemos que sí algun organizador debería haberse disculpado por lo acontecido con el concejal  Manzanares, pero eso sería una actitud cristiana de la que ayer se notó su ausencia.

Vimos en la protesta a un Diputado Nacional que no hace más que quejarse de la actitud beligerante de las protestas en Cataluña, y en la primera ocasión se pliega a una manifestación que de pacífica y democrática no tuvo nada; algunos dicen cosas que luego no aplican a su vida.

Si analizamos el momento que usó la gente del PP para organizar el pleno y la manifestacion, la «Semana Santa», intuiremos que el objetivo era lograr una mayor visibilidad. Solo pensaron en su rédito político. Los comerciantes esperan esta semana como agua de mayo para empezar hacer caja, luego de un largo invierno que el pueblo queda vacío y, como es bien sabido, a ningun turista le gusta ver manifestaciones cuando sale de vacaciones. En conclusión ni les importa la gente, ni el bolsillo del comerciante, ni el sentimiento religioso (recordemos que la semana santa, recuerda el martirio de Cristo en la Cruz y su posterior resurreción), sólo una vieja, caduca y mala estrategia política, que además estamos seguros les pasará factura.

El Concilio Vaticano II rezaba :

» El poder político viene de Dios, pero Dios quiere que los hombres y los pueblos organicen su convivencia según su propia responsabilidad. El Concilio Vaticano II sostiene: “La comunidad política y la autoridad pública se fundan en la naturaleza humana, y, por lo mismo, pertenecen al orden previsto por Dios, aun cuando la determinación del orden político y la designación de los gobernantes se dejen a la libre designación de los ciudadanos” (GS 74). El Concilio afirma también que es absolutamente legítima  la autonomía de la realidad terrestre: “Si por autonomía de la realidad terrena se quiere decir que las cosas creadas y la sociedad misma gozan de propias leyes y valores, que el hombre ha de descubrir, emplear y ordenar poco a poco, es absolutamente legítima esta exigencia de autonomía” (GS 36).»

Si retomamos por un momento el «problema»? que ocasiono la mencionada protesta, es decir el nuevo edificio, entendemos que los cofrades dispondrán de un lugar hermoso para exponer sus tronos. es decir que reciben un museo, sin pagar un miserable duro. Se los habremos pagado todos los torrevejenses, pero aun así parece que para un grupo pequeño eso no es suficiente. El cambio de usos permitirá que se pueda abrir un nuevo juzgado (que tanta falta nos hace para mejorar la seguridad), podremos trasladar el museo del mar y de la sal a un lugar adecuado, y también se trasladaran dependencias municipales para dejar de pagar alquileres.

«Codicia, mezquindad y violencia» no son actitudes asumibles para todos, aunque sí para algunos.

0 comentarios en “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.Añade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *