Política y religión: de la mano o por separado?

Comienza la Semana Santa y es una pregunta que deberíamos hacernos. Personalmente creo que no es bueno juntar ambas cosas, basta con mirar la historia sobre la guerra civil Española para comprender el porqué.

No se sabe a ciencia cierta cuántas religiones existen en el mundo, se habla de unas 4200 aunque 10 son los credos principales. Entonces un buen político que respeta la libertad de credos debería asistir a los actos de todas ellas? o debería decantarse por la más popular en su ciudad? Si fuera ésto último creen ustedes que sería una decisión igualitaria? Es justo darle más importancia a una religión sobre las demás, o eso deberían hacerlo los fieles con su presencia?. Son muchas las preguntas que tendríamos que plantearnos. En justicia la política es una cosa y la religión otra muy distinta.

Un acto político cuenta con éstos y sus ciudadanos, en un acto religioso debería suceder lo mismo, contar con los religiosos y los ciudadanos que les profesan su fé. Algunos políticos utilizan estas fechas curiosamente para dejar en evidencia algo que está bien hecho, como lo es no politizar algo netamente religioso, pero con la intención de confundir al ciudadano desde una percepción de falta de sensibilidad por parte de los que deciden no asistir a las celebraciones. Utilizan la fé de la gente en pos de sus intereses, cosa que habla en una manera clara de su oportunismo político.

Creo que una de las virtudes de un buen político debe ser el respeto a las instituciones y a los ciudadanos; entonces y desde el respeto debe preservar y dotar de clara independencia a las mismas. La iglesia es una institución, y como tal debería mantenerse independiente de las demás. Política y religión juntas? Desde el respeto sí, pero no revueltas.

0 comentarios en “Política y religión: de la mano o por separado?Añade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *